El consumo de agua en los negocios de hostelería es un gasto del que no se puede prescindir, ya que es un recurso que se utiliza tanto para cocinar como en la higiene de los productos, los utensilios y en la limpieza del local.

Prescindiendo del consumo de agua en el establecimiento (sanitarios y limpieza del local) y ciñéndonos exclusivamente en las zonas de alimentación, aquí van unos consejos.

  • Revisión y mantenimiento periódicamente de los grifos y aparatos que utilizan agua en la cocina.
  • Se recomienda el uso de economizadores de agua para griferia, grifos a pedal o pedales temporizados.
  • Instalar lavavajillas con sistemas de ahorro, como los de doble aclarado que reducen un 50% el gasto de agua.
  • Aprovechar la carga del tren de lavavajillas.
  • Utilizar un cepillo para eliminar restos de comida, evitando usar agua.

Así mismo en la barra de nuestro local podemos ahorrar en el consumo del agua con:

  • Cafeteras de sistema cerrado de recirculación de agua caliente de cazo que permiten ahorrar 100 mi. de agua por cada café.
  • Elegir la opción de lavado automático. El lavado manual puede llegar a consumir un 80% más de agua.
  • Utilizar lavavajillas de carga frontal que adapten el consumo de agua.
  • Utilizar maquinas de hielo refrigeradas por aire. Las de refrigeración por circuito de agua pueden llegar a generar un gasto de 11 litros de agua por cada 1,2 kilos de hielo que producen.

El ahorro de agua en en nuestro local es una gran oportunidad para reducir la marca ambiental de nuestro negocio y para reducir costes operativos hasta en un 11%. Es fundamental tener en cuenta que estos métodos para ahorrar nunca deben influir en el buen funcionamiento del local, la seguridad e higiene ni a la calidad del servicio.


BREVNA | Agua KMZERO

¿Cómo podemos ahorrar agua en nuestro restaurante
y reducir la huella ambiental?

Detectar el exceso de consumo de agua y su origen.
Hacer mantenimiento.
Usar maquinaria industrial eficiente.
Maquinaria con etiqueta eficiente.
Instalar dispositivos de ahorro de agua.
Cisternas con doble pulsación, griferías con aireadores…
Ejecutar procesos eficientes en la cocina.
No descongelar bajo el agua o poner lavavajillas a media carga.
Ofrecer agua del grifo o tratada. Reduce la huella ambiental.